viernes, 21 de junio de 2013

JUDIONES CON LANGOSTA


¿Como nos llamamos los amantes de las legumbres?¿legumbrefilos?¿legumbrívoros?

En especial te gustaban los judías, sin despreciar  a las bíblicas lentejas o a los proletarios garbanzos. Te relamías por la conservadora fabada, las radicales fabes con almejas, las extremistas judías con liebre o mis refinados judiones con langosta. ¿Cómo no enamorarse de ti si además te sabías de memoria versos de Sexton y nunca dejabas la botella de vino a medias?. ¿Cómo no amarte sin remedio si conocías los treinta y siete nombres con los que llamamos los españoles a las judías y hacías el amor de treinta y ocho formas distintas?

No tenía gran misterio mi guiso. Bastaba cocer de forma ortodoxa unas buenas judías asturianas, del Barco o de la Granja en un buen caldo de morralla, cebolla, zanahoria y laurel, más un fondo hecho con media docena de cangrejos triturados y colada su sustancia por el chino. Luego, en el último chup, añadía el puñadito de cilantro y las dos langostas crudas y troceadas vivas con crueldad conveniente. No había en el potente guisote nada de trampa, atrezzo, cartón, ni disimulo.

No sé si me gustaba más verte comer o comerte, ver como rebañabas los caparazones de los bichos o rebañar yo mismo los jugos de tu cuerpo. Aún dudo.
Cuando hacía las judías con liebre había fiesta, cuando las hacía con almejas orgía, cuando las guisaba con los despojos del puerco había sesudas discusiones sobre el origen de la cultura legumbril española y después una búsqueda poco escrupulosa de todos los puntos G, K, Y, Z…

Pero después, a pesar de amansar con buen vino las fermentaciones, eran inevitables los gases. Pero ya lo decía Quevedo, con  seriedad, conocimiento y fervor legumbrófilo: “ Y es probable que llega a tanto el valor de un pedo, que es prueba de amor; pues hasta que dos se han peído en la cama, no tengo por acertado el amancebamiento”

Pintura de Arthur Berzinsh

2 comentarios:

  1. Tus escritos excitan mi imaginación y mis sentidos, que placer para el paladar.... Y para el sexo sentido. Por cierto como más me gustan los judiones es con gambones, el caldito que queda en el plato es para hartarse de mojar pan.(N)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustan con gambas, rape y mejillones, como si fuera un suquet potente y mesetario. Me alegra que te gusten mis recetas.

      Eliminar